Nuestro Blog

Bote sifónico, ¿cómo limpiarlo?

Normalmente los atascos en los cuartos de baño surgen en el bote sifónico. Como es un elemento que ayuda a que el agua se deseche mejor por los desagües, suele ser la pieza que más genera problemas cuando se presenta un atasco. Está conectado a la ducha, el bidé o al lavabo para dar paso al agua del bajante principal. Si presentáis un inconveniente con esta pieza, en el siguiente artículo os explicaremos cómo limpiarlo, para que el agua pueda fluir mejor.

¿Qué es?

Antes de comenzar a mencionaros los pasos que tenéis que dar para limpiar un bote sifónico, es fundamental que conozcáis qué es. A pesar de ser, actualmente, poco habitual en las casas españolas, debido al uso del sifón individual para cada desagüe, es importante que aquellos que lo tenéis en casa sepáis todo lo relacionado con él. Si no estáis seguros de tener este elemento, podéis buscar en el suelo una tapadera plana metálica que tiene un tornillo en el centro.

Ahora que conocéis como la podéis encontrar, vayamos con la definición. El bote sifónico es un depósito pequeño que posee una tapa hermética que permite percibir si se encuentra atascado o no. Si levantáis la tapa, con ayuda de un destornillador, podréis observar como el agua corre en su interior, de no ser así, este podría ser uno de los motivos de atascos o malos olores en vuestro cuarto de baño.

Toda el agua que se desecha de los sanitarios va a parar a este depósito y, luego de él, al bajante principal. Todo el cuarto de baño estará conectado a este sistema a excepción del inodoro, porque tiene su propio bajante. Debe tener agua siempre, pero sin rebosar para que pueda actuar como un filtro y los malos olores no puedan llegar a los sanitarios a los que se encuentra conectado. Este bote también puede evitar atascos, pero a veces suele ocurrir lo contrario y termina atascándose él.

Atascado el bote sifónico

Es muy común que esta pieza se atasque. En muchos casos no se traga bien el agua de la bañera y se transporta al lavabo o al bidé, y puede generar malos olores si dura un tiempo prolongado en esta circunstancia. En estos casos, os recomendamos llamar a vuestro buen amigo el fontanero para que pueda solucionar el inconveniente rápidamente, así estaréis seguros de solucionar la avería.

No hay ningún inconveniente si vosotros realizáis el proceso de desatasco, pero tenéis que tomar en cuenta que cualquier error puede agravar mucho más la avería, haciendo que cueste mucho más su reparación. De todas maneras, os explicaremos lo que tenéis que realizar:

Lo primero que tenéis que hacer es localizar la tapa metálica del bote sinfónico. Probablemente se encuentre en el medio del suelo de vuestro baño. Con un destornillador podréis desenroscar el tornillo que no posibilita su apertura. Una vez extraído, observaréis que hay otra tapa que está hecha en PVC y que es robusta y muy resistente. En ella veréis una manivela que vais a poder girar para poder observar en el interior del bote.

Pasos para limpiar el bote sifónico

Una vez realizados los pasos que os acabamos de mencionar, podréis ver qué ocurre con el bote. En su interior vais a encontrar un rebosadero que tiene varias entradas y salidas (depende del número de sanitarios a los que está conectado). Su funcionamiento es bastante simple, el agua de los diferentes sanitarios a los que está conectado va a ir llenando y cubriendo las entradas para que los malos olores no suban por los desagües. Hay algunos inconvenientes cuando los pelos y desechos llegan al depósito porque lo terminan obstruyendo y produciendo, de esta forma, un atasco.

Os recomendamos colocaros unos guantes de plástico para que podáis limpiar tranquilamente su interior, porque este proceso suele ser un tanto desagradable. Tenéis que ingresar vuestra mano dentro del depósito para retirar cada una de las sustancias sólidas que encontréis que obstaculizan el desagüe. Es muy probable que consigáis muchos pelos unidos con otros elementos más pequeños. Os recomendamos pasar vuestros dedos por las entradas o salidas del bote porque en esta zona se pudieron acumular bastantes desperdicios. Una vez que hayáis terminado de remover todo aquello que estaba generando inconvenientes podréis cerrar la tapa, para evitar inundaciones, y colocar la tapa metálica.

Una vez que hayáis dejado el bote tal y como estaba en su primer momento, podéis proceder a abrir el grifo para comprobar si el atasco sigue existiendo. Seguramente ya terminasteis con la obstrucción y podréis seguir utilizando sin inconvenientes vuestros sanitarios. Si este no es el caso, podéis realizar nuevamente el proceso, pero esta vez introduciréis un desatascador metálico flexible para poder limpiar bien las entradas o, podéis recurrir a un fontanero para que os ayude a resolver el problema.

Mide correctamente la presión del agua de tu casa

Es normal que confundáis la diferencia entre flujo y presión de agua. Flujo es la cantidad de agua que sale por el grifo por un tiempo determinado. Un ejemplo muy fácil de comprender, es si colocáis un balde con un volumen de 10 litros debajo del grifo abierto y éste se tarda 10 minutos en llenarse, el flujo será equivalente a 1 litro por segundo.

 

La presión de agua se refiere normalmente a la fuerza que ejerce el agua dentro de la tubería. Por ejemplo, seguro habéis notado que en los edificios que tienen un depósito de agua en la terraza, el agua que sale en los pisos de abajo tiene un chorro más flojo comparado con el agua que sale de los grifos de las plantas superiores. Esto se debe a la distancia que existe entre el depósito de agua y los grifos.

 

Otra manera de que entendáis la presión, es que probéis agarrando la manguera del jardín y abráis la llave. Si tapáis parcialmente la salida del agua con tu dedo, veréis cómo el agua sale más lejos, pero la cantidad de agua que sale por minuto es menor.

 

Existen dispositivos en el campo de la fontanería destinados a la medición de la presión y el flujo de agua Son herramientas muy útiles para los fontaneros, porque les permite medir la presión y flujo de salida y entrada del agua dentro de las tuberías y aparatos conectados a ellas.

 

Un ejemplo de casos donde puedan ser utilizados estos dispositivos especiales, es cuando los fontaneros tiene que revisar la presión de entrada a tu lavadora, para saber si cumple con las exigencias pautadas por el fabricante, porque de otro modo, la presión podría dañar tu lavadora y acortar su vida útil. Este dispositivo lo conectan a la salida del agua para poder medir la presión del agua.

 

Un ejemplo de cuando un fontanero Hortaleza necesita saber el flujo del agua, es cuando tiene que instalar una caldera, para eso suelen colocar un balde de determinado volumen debajo de la caldera para saber si posee el flujo adecuado.

 

Esperamos que os haya gustado esta clase sobre la diferencia entre flujo y presión, y los ejemplos en qué casos se pueden aplicar su medición. Si necesitas saber más sobre fontanería o estás buscando un fontanero para resolver algún problema en específico de tu casa, os invitamos a que nos contactéis o comentéis en esta sección, siempre nos gusta saber sobre sus dudas o preguntas al respecto para mejorar cada día más.

 

Los mejores 7 consejos de fontanería para reparaciones de vuestro hogar

Hay problemas de fontanería que ocurren con más frecuencia que otros en vuestros hogares. Por eso es importante que aprendáis a identificar cuáles de éstos son más sencillos de resolver que otros, para que así podáis solucionarlos vosotros mismos sin tener que llamar a un fontanero innecesariamente y ahorrar algunos euros.

  1. Presión de agua disminuida.

Si el chorro de agua sale con poca fuerza, entonces tenéis un problema de presión. Lo primero que debéis hacer es abrir las llaves de agua caliente y fría, si la presión afecta a ambas, el problema está en el filtro, si no es así, es un problema en el grifo por depósitos de cal. En cualquier caso, solo tenéis que quitar el filtro y remover los residuos que estén acumulados en él.

  1. Drenaje de agua lento.

Si el agua de vuestro fregadero baja lentamente, es un signo de problemas en las cañerías, probablemente de atascamiento por grasa, mugre y residuos alimenticios acumulados por el pasar del tiempo. Puedes emplear un desatascador de goma, si esto no funciona, debéis desmontar el sifón y limpiar los residuos que estén dentro de él y el desagüe.

  1. El desagüe de la tina.

El desagüe de vuestra bañera también se puede atascar de vez en cuando por la presencia de cabellos. Podéis valerte del desatascador o unas pinzas para remover los pelos acumulados. Pero para evitar este problema, tenéis que limpiar los residuos de pelo y jabón diariamente para que no se tape vuestro desagüe por completo.

  1. Problemas del retrete

Los problemas del inodoro también son algo comunes, pueden existir muchos problemas por lo cual no funcione correctamente. Solo tenéis que conseguir la pieza del herraje que no funciona bien y reemplazarla. En algunas ferreterías venden las piezas por separado. No olvidéis de cerrar la llave de paso antes de trabajar para no inundar el baño mientras reemplazas la pieza afectada.

  1. Atascamiento del triturador de basura.

Si se llega a atascar el triturador de basura en vuestra cocina, tenéis que desmontar el motor. Pídele una llave Allen al vecino si no poseéis una, y encuentra la abertura donde se inserta la llave para que podáis sacar el motor y remover el atascamiento.

  1. Inconvenientes en la manguera de vuestra lavadora

Las mangueras de la lavadora están sujetas a altas presiones de agua durante los ciclos de lavado. Por eso es recomendable, que cerréis la llave del grifo de agua cada vez que terminéis de lavar una carga de ropa. Otro consejo, es que cambiéis vuestras mangueras por unas que soportan mayores presiones, para que os duren más tiempo, éstas están disponibles en todas las ferreterías.

  1. Olor a gas en la cocina

Si tenéis este inconveniente, cierra la válvula y espera a que se vaya el olor para prender la llama del piloto otra vez, si el olor persiste, corta el suministro de gas y llama inmediatamente a vuestra empresa de suministro de gas, ya que puede ser una tubería de gas rota.

 

Espero que estos consejos te hayan sido útiles para identificar los problemas más comunes de fontanería en vuestro hogar. Si queréis saber cómo solucionarlos, síguenos en nuestras redes sociales para que estéis al tanto de nuestros nuevos artículos y sepáis donde conseguir excelentes fontaneros zona Hortaleza para solucionar vuestros problemas más complejos en el mantenimiento de vuestra casa.

Desatasca tu fregadero sin necesidad de productos químicos

Uno de los problemas más comunes en vuestras viviendas es que se atasquen los fregaderos.

Ya que con el paso del tiempo, se va acumulado la grasa y los restos alimenticios dentro del drenaje de vuestro fregadero, haciendo que no baje el agua correctamente. Cuando os ocurre esto, muchos de vosotros acudís a los productos químicos sin saber que algunos de ellos son muy abrasivos para vuestras tuberías y tóxicos para vuestra salud y ambiente.

 

El día de hoy os enseñaremos algunas soluciones más ecológicas y efectiva para desatascar vuestro fregadero sin necesitar usar esos nefastos productos químicos.

 

  1. Los preparativos de la zona

 

Cambiad de sitio todo lo que esté debajo del fregadero para que puedas trabajar más cómodamente, también podéis colocar un balde debajo del fregadero para que el agua caiga directamente en él y no en tu piso.

2. Limpiad la tubería

Desmontad el sifonaje y lavad cada una de las piezas aparte con un cepillo más agua con vinagre. Utilizad un alambre doblado en “U” para poder acceder al desagüe y remover los residuos que se encuentren dentro. Luego podréis montar el sifón de nuevo.

3. Comprobad que funciona

Llenad el fregadero de agua con el tapón puesto y luego removedlo para que observéis cómo baja el agua. Si todavía tenéis problemas de atascamientos, colocad 4 cucharadas de bicarbonato de sodio más una taza de vinagre y dejad reposar por 10 minutos,

 

Esta maravillosa combinación arrancará la grasa y mugre más adherida que todavía quede atascada en la cañería. Para terminar, vaciad una olla con agua hervida por el drenaje para terminar de arrastrar de una vez por todos los residuos más rebeldes.

 

Este procedimiento lo podéis repetir 2 veces al mes para que tu fregadero se mantenga a tope y le digas adiós a los indeseados atascamientos. Con este método le dirás adiós a esos productos químicos sobrevaluados dañinos para nuestro ecosistema. Además, recuerda que no todos los trucos y remedios que escuchéis por ahí funcionan de 10, algunos pueden ser falacias que lo que pueden lograr es que empeores tus problemas de tuberías.

 

Como siempre, tened la certeza de que siempre contaréis con nuestros consejos de los fontaneros de Hortaleza directamente desde la fuente, la de los profesionales. Si te gustaron estos consejos, os invitamos a que nos sigáis por nuestras redes y que estéis pendiente de nuestras más nuevas actualizaciones, siempre os traeremos más, para que quedéis satisfecho con nosotros y sigas manteniendo vuestro hogar libre de inconvenientes.

Consigue un fontanero Barato en Madrid y ahorra tiempo

Si os acabáis de mudar y notáis que los grifos están viejos y desgastados, o son de segunda mano, es mejor que los cambiéis para evitaros problemas en el futuro y tengáis que dar carreras tratando de arreglar una inundación en vuestro piso o casa.

 

Así que no os arranquéis más los pelos de la cabeza, ya que en Madrid existen muchos fontaneros experimentados que pueden hacer ese trabajo por ti a un muy buen precio, y es que cambiar un grifo es uno de los trabajos más económicos que existe en el campo de la fontanería, así que deberíais aprovecharlo. Claro que el presupuesto puede variar dependiendo desde qué tan lejos se debe desplazar el fontanero hacia tu domicilio y el número de grifos a cambiar.

Cómo cambiar el grifo tú mismo

Pero si estáis apurado por cambiar los grifos, queréis ahorraros algo de pasta o el fontanero Hortaleza cobra más de lo que esperabais por el trabajo, os enseñaremos cómo reemplazar los grifos viejos ya que se trata de una tarea muy sencilla. Para eso necesitaréis las siguientes herramientas: cinta de teflón, un trapo viejo, llave ajustable.

 

El primer paso que debéis hacer es cerrar la llave de paso, esto debéis hacerlo siempre que hacéis un trabajo de fontanería para no inundar la estancia. Luego tenéis que abrir el grifo para vaciar el agua que se quedó en el circuito.

 

Luego ayúdate con la llave ajustable para desmontar el grifo viejo. Un consejo muy útil es que toméis una foto con cada pieza que remováis, así podréis verla en reversa la secuencia cuando estéis montando el grifo nuevo. Antes de montar el grifo nuevo coloca cinta de teflón en las roscas, con 5 vueltas es suficiente. Ahora podéis enroscar la tubería del nuevo grifo y montarlo en la secuencia correcta, con ayuda de las fotos.

 

Una vez que esté montado, sólo tenéis que revisar que el agua corre normalmente y que no existen fugas de agua, de ser éste el caso, es probable que necesitéis apretar un poco más las juntas.

 

Como veréis, este es un proceso muy sencillo de realizar. Si os gusto estos consejos, queréis manteneros informados y actualizados, o queréis encontrar buenos fontaneros que realicen el trabajo por vosotros, asegúrate de seguirnos por nuestras redes sociales y de comentar vuestras dudas y preguntas, que deseosamente estamos esperando contestar.